Reaxion
La reprobación, principal factor que origina la deserción escolar en la educación media superior en León, Guanajuato. Ver pantalla completa / Imprimir

Por: Sarah Estíbaliz Sánchez Rubio


Resumen


En este texto informativo se exploran las causas por las cuales se ve afectada la educación media superior debido a la deserción escolar que se vive en las instituciones de León, Gto. El campo de interés está centrado en los motivos que pueden llevar al alumno a tomar la decisión de abandonar sus estudios, situación que se ha convertido en uno de los principales problemas de los educadores, pues es en este nivel en donde se ha visto reflejado tal efecto y por consiguiente esto conlleva a que los alumnos desechen por completo la idea de continuar con sus estudios. Conocer dichas causas y saber si los estudiantes cuentan con algún tipo de apoyo o asesoría durante su estancia en las escuelas para evitar caer en esta problemática es también un punto clave que se desea saber en este apartado.

Palabras clave: Educación media superior, deserción escolar, fracaso escolar, abandono escolar.


Abstract


This article explores the reasons why the Dropout affecting the high school in Leon, Guanajuato, the goal is to know the main reasons that forcing the students to dropout. This situations is to become in the main problem of teachers because is in this level where the dropout is more frequent and the students when are involved for this problem choosing not to continue their studies. Found the main causes and know if the students have some support from school to avoid the dropout is also a key point in this investigation.

Keywords: Senior high school, Dropout, School failure, Early school-leaving.


Introducción


Se define la deserción escolar como el abandono de las actividades escolares antes de terminar algún grado o nivel educativo1.

La Comisión Económica para América Latina2 reporta que, en promedio, cerca de 37% de los adolescentes latinoamericanos que tienen entre 15 y 19 años de edad, abandona la escuela a lo largo del ciclo escolar. Asimismo, se afirma que la mayor parte de la deserción se produce durante el transcurso del primer año de la enseñanza media superior.

En México, existen dos tipos de programas para la educación media superior: el bachillerato y la educación tecnológica. Estos se imparten, a su vez, en tres modalidades: bachillerato general, tecnológico y bivalente. El bachillerato general concentra 89.5% de la matrícula nacional, y el tecnológico 10.5%, lo que muestra el escaso interés de la población juvenil por los estudios con orientación tecnológica. Sin embargo, independientemente de la popularidad de las modalidades, la eficiencia terminal de ambas es insatisfactoria, ya que solo la mitad lo termina: en bachillerato, 57% y en tecnológico, 45% 1.

El Instituto Nacional de Evaluación de la Educación3 en su tasa de deserción escolar indica que Guanajuato dentro de la educación media superior, ocupa un cuarto lugar con una tasa de deserción de 17.5%. Estas estadísticas muestran que un porcentaje importante de la población joven guanajuatense abandonó los estudios sin proporcionar información sobre lo que hacen una vez que se encuentran fuera del sistema educativo.

Según Lyche4 deserción escolar es un término común utilizado en Latinoamérica para referirse al abandono escolar temprano (conocido en inglés como dropout). Se trata de aquella situación en la que el alumno después de un proceso acumulativo de separación o retiro, finalmente, deja la educación formal antes de la edad establecida por el sistema educativo, sin obtener un certificado.

Un alumno, al desertar, deja vacío un espacio que otro estudiante pudo haber aprovechado y obtener su certificado. Si el alumno deserta a media carrera, el estado ya ha gastado en él la parte de presupuesto que tiene para educación, esto implica becas, maestros, administrativos y todo el personal que integra la institución. La deserción escolar es un problema que afecta el desarrollo y la realización personal de los jóvenes. Al desertar en el nivel medio superior, los jóvenes pueden ver truncado su futuro en una humanidad que juzgará su participación por la ausencia de un papel que certifique su grado de estudios.

Uno de los factores que yo considero en mi experiencia como docente es que la reprobación conduce en muchas ocasiones a que el alumno tome la decisión de abandonar la escuela porque siente que está fracasando y que su bajo rendimiento no le permitirá continuar en los siguientes periodos.

Según Reyes5 la reprobación sólo puede concebirse como resultado de los actuales procedimientos de evaluación de los aprendizajes que se practican como costumbre en la institución escolar; sin evaluación, difícilmente podría hablarse de reprobación. La evaluación en el común de nuestras instituciones educativas consiste en probar el grado en que un estudiante cumple los criterios establecidos en un programa de estudios. Para ello, la institución construye procedimientos e instrumentos que supuestamente arrojarán datos “válidos” y “confiables” sobre si el desempeño de un estudiante se ajusta o no a dichos criterios. El resultado de la aplicación de estos procedimientos generalmente termina en una calificación “aprobatoria”, o en el peor de los casos, “reprobatoria”. Así, “reprobar”, que en sentido estricto es no cumplir los criterios exigidos en una muy particular prueba o tarea, casi siempre tiene implicaciones desde el punto de vista de los evaluadores mucho más generales hacia el estudiante como ser incompetente o ignorante, a manera de una condición estructural irremediable, estorbosa e intolerable. En nuestro sistema escolar prevalece la idea de que el estudiante reprobado, debe ser apartado de la convivencia educativa.

Aunque algunos otros estudios de diversos autores asocian el problema de la deserción con los siguientes factores:

1) Económicos, que incluyen tanto la falta de recursos en el hogar para enfrentar los gastos que demanda la asistencia a la escuela, como la necesidad de trabajar o buscar empleo.
2) Problemas relacionados con la oferta o ausencia de establecimientos destinados a impartir educación de este nivel, lo que se relaciona con la disponibilidad de planteles, accesibilidad y escasez de maestros.
3) Problemas familiares, mayormente mencionados por niñas y adolescentes, relacionados con la realización de quehaceres del hogar, el embarazo y la maternidad.
4) Falta de interés de los y las jóvenes, lo que incluye también el desinterés de los padres para que continúen con sus estudios.
5) Problemas de desempeño escolar, como el bajo rendimiento, la mala conducta y problemas asociados a la edad6, 7, 8, 9.

En la presente investigación el objetivo es identificar si la reprobación es el principal factor que influye en el alumno para tomar la decisión de abandonar sus estudios en el nivel medio superior.


Método


Participantes

Se trabajó con una muestra de tipo propositivo compuesta por 30 estudiantes de la ciudad de León, Guanajuato; hombres y mujeres de entre 16 y 19 años de edad, alumnos de bachillerato.

Instrumento

Se aplicó a los participantes el cuestionario de Abandono Escolar que consta de 10 reactivos con un rango de respuestas de opción múltiple.

Procedimiento

Las aplicaciones se llevaron a cabo de manera colectiva en salones de clase de los alumnos en un tiempo aproximado de 15 minutos, explicando al inicio el objetivo y las instrucciones precisas para poder aclarar alguna duda o inquietud que pudiera surgir acerca de la misma.


Resultados


Se aplicó el cuestionario en 30 estudiantes; de estos el 73% corresponde al género masculino y el 27% restante al femenino, los cuales se encuentran cursando el tercer semestre de bachillerato.

Dentro de los factores a analizar como principal motivo de esta investigación se puede determinar que el 70% de la población estudiantil durante el periodo de clases agosto-diciembre de 2014 tiene de 1 a 3 materias reprobadas, el 57% ha pensado en abandonar la escuela al saberse reprobado.

Por otra parte, los estudiantes expresan (83%) que a veces los docentes cambian las estrategias de enseñanza cuando se presentan altos índices de reprobación en alguna materia, el 73% indica que solo a veces los docentes los motivan durante la clase, de igual forma un 60% de los encuestados señala que a veces sus aportaciones son tomadas en cuenta para mejorar su aprendizaje, el 63% considera que siempre sus exámenes son acordes a los temas vistos en clase, el 47% revela que la escuela siempre les brinda un apoyo para no abandonar sus estudios, el 60% opina que el principal motivo por el cual abandonaría sus estudios sería por reprobación, seguido por un 27% apuntó que también sería por la falta de recursos económicos, el 97% asegura que su escuela hasta el momento les parece óptima para poder culminar sus estudios de bachillerato y por último un 70% de los encuestados respondieron que consideran que el desempeño de sus docentes es bueno. Los datos específicos de las 10 preguntas de donde se obtuvieron estos resultados las podemos observar en el cuadro I.

Cuadro I. Resultados en porcentajes de las encuestas aplicadas.

Resultados en porcentajes de las encuestas aplicadas
1. Cantidad de materias reprobadas
1 a 3 70%
4 a 6 3%
Ninguna 27%
2. Han pensado abandonar la escuela
Nunca 57%
A veces 37%
Siempre 3%
Casi siempre 3%
3. El docente cambia la estrategia de enseñanza por alto índice de reprobación
Nunca 7%
A veces 83%
Siempre 3%
Casi siempre 7%
4. Motivación por parte del docente
Nunca 14%
A veces 73%
Siempre 0%
Casi siempre 13%
5. Tus aportaciones son tomadas en cuenta por el docente
Nunca 10%
A veces 60%
Siempre 20%
Casi siempre 10%
6. Los exámenes son acordes a los temas vistos en clase
Nunca 3%
A veces 9%
Siempre 63%
Casi siempre 25%
7. Apoyo de la escuela para evitar abandono
Nunca 10%
A veces 13%
Siempre 47%
Casi siempre 30%
8. Motivos por los cuales abandonarías la escuela
Falta de recursos económicos 27%
Reprobación 60%
Falta de apoyo familiar 6%
Trabajo 7%
9. La escuela es adecuada para terminar sus estudios
Si 97%
No 3%
10. Desempeño de los docentes
Excelente 17%
Bueno 70%
Regular 13%
Malo 0%

 


Discusión


Los resultados de esta encuesta muestran que el principal motivo por el que los alumnos optarían por desertar es por reprobación, ya que en los demás aspectos como apoyo escolar, motivación, desempeño docente, estrategias de enseñanza y aprendizaje, así como factibilidad de la escuela para realizar y culminar sus estudios, son elementos mencionados que están en condiciones óptimas y no serían la causa por la cual el alumno desertara.

Sin embargo según el estudio realizado en el estado de Guanajuato “El abandono escolar, un riesgo para la juventud leonesa” realizado por el Observatorio de la Ciudad de León (OCL) a cargo de Luis Alberto Ramos, refleja que en la educación media superior Guanajuato ocupa el 5° lugar en tasa de deserción (17.5%) comparado con la media nacional que es del 14.9%.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Educación Media Superior los jóvenes que abandonaron sus estudios mencionaron como causa principal la situación socioeconómica en desventaja y las situaciones de embarazos y matrimonios.

Esto pudiera indicar que las investigaciones realizadas por esta encuesta no está considerando a fondo la situación del estudiante en su contexto escolar y solo aborda factores económicos, sociales y familiares, quizás es debido a que los medios empleados para obtener esta información no son los adecuados.

Los resultados aquí presentados y obtenidos muestran claramente que el papel de la escuela es fundamental para que el alumno pueda ser un desertor por un alto índice de reprobación y esto se enlaza con lo mencionado por Reyes5 quien hace referencia a que dentro del sistema educativo prevalece la idea de que el alumno que reprueba debe ser apartado de la convivencia educativa, y quizás los docentes no lo aparten del salón de clases sentándolo aparte de los aprobados, pero al otorgarle la calificación reprobatoria y mencionarle que no obtuvo una buena nota en relación al resto del grupo lo hace sentir culpable, incompetente y de esta forma el estudiante se ve afectado en su autoestima porque no siente el apoyo de su maestro, se siente excluido del grupo y para él tener varias materias reprobadas es un fracaso que decide dejar como tal y retirarse del ámbito educativo.

Lo anterior permite apreciar que a pesar de los nuevos avances en la educación media superior en nuestro país, y con la propuesta de la Reforma Integral de la Educación Media superior10 en el Acuerdo 442 por el que se establece Sistema Nacional de Bachillerato de trabajar bajo un modelo por competencias y este mismo órgano educativo señaló que en ciclo escolar 2012-2013 en el Bachillerato la matrícula inicial fue de 3.3 millones de estudiantes, no obstante, el 14.5% de ellos abandonó los cursos. Fue en este nivel que se registraron los niveles de deserción más altos. Es preocupante el conocer estos resultados ya que este foco rojo nos indica que algo no está funcionando bien en la educación mexicana, porque sí existe el apoyo por parte de la escuela y de los maestros, entonces: ¿por qué el alumno sigue reprobando y desertando? Quizás esto se deba a la falta de interés del alumno en seguirse preparando o a problemas psicológicos que él no ha expresado y le impiden un buen rendimiento académico, tendríamos que investigar a fondo cada aspecto para conocer por qué el estudiante sigue reprobando si cuenta con los elementos necesarios para poder llevar un buen desempeño académico.


Conclusiones


La educación en México es de vital importancia porque contribuye a la formación de buenos ciudadanos capaces y con un alto grado de sentido humano. Actualmente, como lo afirma la Secretaría de Educación Pública, a través de la fuente periodística titulada: Deserción escolar en México provoca pérdidas de más de 34 millones de pesos, publicada en el sitio web Universia México11 en donde se hace mención que fueron muchas las razones que llevaron a 1.470.718 niños y jóvenes a abandonar sus estudios, entre las que se destacan: violencia familiar, decisión personal o social, entre otras.

Es necesario hoy en día buscar los medios o métodos que contribuyan al buen funcionamiento de la educación y así disminuir la deserción en las escuelas de nivel medio superior.

Tanto maestros como alumnos tienen la obligación de acercarse, entablar esa comunicación que es fundamental para el desarrollo de una educación integral. No debemos olvidar que es en el aula donde debemos romper con esas barreras que impidan llegar a un buen entendimiento entre maestros y alumnos. Esto implica un reto muy importante ya que en la actualidad y tal como se establece en el Acuerdo 442 de la Reforma Integral de la Educación Media Superior 200810 las escuelas deben contar con docentes capacitados para proporcionar un educación de calidad hacia los educandos, esto es como un juego en el que no se puede dejar sola alguna pieza, es retroalimentación constante.

Se puede llegar a considerar que el estudio de la deserción escolar en nuestro país y principalmente en la ciudad de León, Gto., es indispensable que se realice aplicándose en la parte de la reprobación como factor principal, dentro del cual Reyes5 considera que se modifique el actual sistema de evaluación escolar sancionador, discriminante y excluyente, por un sistema donde la función principal de evaluar sea correctiva de los procesos que generan el aprendizaje, un sistema que al corregir la enseñanza permita a todos los estudiantes aprender lo necesario; que sea incluyente, para ofrecer realmente igualdad de oportunidades a todos y cada uno de los estudiantes.

Los alumnos son los que padecen esta situación y se tiene que generar una solución inmediata, tal y como lo menciona Soto12, en su ponencia: Problemática de la deserción y reprobación escolar donde señala que los profesores no solo informan, no solo instruyen, sino que tienen la obligación de formar integralmente a los estudiantes, preparándolos para que llegado el momento tomen decisiones en la forma más correcta y objetiva posible, brindándoles diversos tipos de experiencias que les proporcionen una introducción practica a la vida profesional activa y responsable. Para ejercer esta humana y noble labor, el maestro no solo debe tener conocimientos generales o especializados de la o las asignaturas que imparte, sino también poseer cualidades humanas.


Referencias

1. SEP, Secretaría de Educación Pública. Sistema Educativo de los Estados Unidos Mexicanos. México D.F., 2004.
2. OCAMPO, José Antonio. “Elevadas tasas de deserción escolar en América Latina” [en línea]. Comisión Económica para América Latina y el Caribe CEPAL. Edición 2001-2002. Disponible en Web: http://www.cepal.org/cgi-bin/getProd.asp?xml=/prensa/noticias/comunicados/0/11260/P11260.xml. [consulta: 7 de abril de 2015].
3. INEE, Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación. Tasa de deserción total (2010/2011) [en línea]. Disponible en Web: http://www.inee.edu.mx/ [consulta: 7 de abril de 2015].
4. LYCHE, C. Taking on the Completion Challenge: A Literature Review on Policies to Prevent Dropout and Early School Leaving [en línea] OECD ILibrary 2010. Disponible en Web: http://www.oecd-ilibrary.org/education/taking-on-the-completion-challenge_5km4m2t59cmr-en [consulta 7 de abril de 2015].
5. REYES, M. “Una reflexión sobre la reprobación escolar en la educación superior como fenómeno social” [en línea]. Revista Iberoamericana de Educación. 2006. Disponible en Web: http://www.rieoei.org/deloslectores/1510Reyes-Maq.pdf [consulta: 7 de abril de 2015].
6. MERINO, C. “Identidad y plan de vida de la adolescencia media y tardía” [en línea]. Revista Perfiles Educativos. 1993. Disponible en Web: http://www.iisue.unam.mx/perfiles/busqueda.php. [consulta: 7 de abril de 2015].
7. PIÑA, J. “La eficiencia terminal y su relación con la vida académica” [en línea]. Revista Mexicana de Investigación Educativa. 1997. Disponible en Web: http://www.comie.org.mx/v1/revista/portal.php [consulta: 7 de abril de 2015].
8. ESPÍNDOLA, E y León A. “La deserción escolar en América: Un tema prioritario para la agenda regional” [en línea]. Revista Iberoamericana de Educación. 2002 n°30. Disponible en Web: http://www.rieoei.org/rie30a02.htm.
9. OROZCO, C. “Deserción escolar, un problema que se acentúa” [en línea]. Vanguardia. 2004. Disponible en Web: http://vanguardia.com.mx [consulta: 7 de abril de 2015].
10. SEP, Secretaría de Educación Pública. Subsecretaria Media Superior. Acuerdos Secretariales. Acuerdo 442 por el que se establece el Sistema Nacional de Bachillerato en un plan de diversidad [en línea]. Disponible en Web: http://www.sems.gob.mx/en_mx/sems/acuerdo_secretarial [consulta: 7 de abril de 2015].
11. Universia México. ”Deserción escolar en México provoca pérdidas de más de 34 millones de pesos” [en línea]. Universia.net. 16 enero 2014. Disponible en Web: http://noticias.universia.net.mx/actualidad/noticia/2014/01/16/1075574/desercion-escolar-mexico-provoca-perdidas-mas-34-millones-pesos.html.
12. SOTO, E. “Ponencia: Problemática de reprobación y deserción escolar” [en línea]. Consejo Universitario UNAM. 2008.
13. RAMOS, L. El abandono escolar, un riesgo para la juventud leonesa [en línea] 2014 [ref. 21 de septiembre de 2014]. Disponible en Web: http://www.ocl.org.mx/wp-content/uploads/2014/05/Estudio-Abandono-OCL-FINAL.pdf.


Fecha de recepción Fecha de aceptación Fecha de publicación
26/02/2015 8/04/2015 29/05/2015

Universidad Tecnológica de León. Todos los Derechos Reservados 2013

Licencia Creative Commons