Año 8, Número 3. Mayo - Agosto, 2021.


Relación de la creatividad empresarial y las competencias emprendedoras de Palacios en una IES

Relationship of Business Creativity and Entrepreneurial Competencies of Palacios in an IES
TECNM Campus Coatzacoalcos

Por: Susana Céspedes Gallegos, Luis Armando Vázquez González, Esteban Pacheco López y Sandra Natalia Ceja Romay / Ver en pantalla completa


Resumen

El objetivo de la presente investigación es analizar la competencias de creatividad empresarial y las competencias emprendedoras de Palacios que perciben los estudiantes de la carrera de Ingeniería Empresarial del Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos, para lo cual se realizó un diagnóstico previo con la siguiente metodología: un enfoque cuantitativo de alcance descriptivo y de corte transversal, se elaboró a partir de la revisión bibliográfica de la literatura y se fundamentó con un marco teórico. Se determinó una muestra de 359 estudiantes, se aplicó el instrumento de competencias emprendedoras de Palacios, que consta de 11 dimensiones y 55 ítems con un alfa de Cronbach de 0.944. El trabajo de investigación se realizó en el ITESCO, Campus Central. Para su realización, se tomó como referencia el período que corresponde al semestre agosto 2019–enero 2020. Se obtiene que la competencia que más relaciona es la capacidad de reponerse y aprender.

Palabras clave: emprendimiento, creatividad empresarial, Instituciones de Educación Superior.


Abstract

The objective of this research is to analyze the entrepreneurial creativity competencies and the entrepreneurial competences of Palacios perceived by the students of the Business Engineering career of the Higher Technological Institute of Coatzacoalcos, for which a previous diagnosis was made with the following methodology: a quantitative, descriptive and cross-sectional approach was developed from the bibliographic review of the literature and was based on a theoretical framework. A sample of 359 students was determined, the Palacios entrepreneurial skills instrument was applied, which consists of 11 dimensions and 55 items with a Cronbach's Alpha of 0.944. The research work was carried out at ITESCO, Central Campus. For its realization, the period corresponding to the semester August 2019 - January 2020 respectively was taken as a reference. It is obtained that the competence that most relates is the ability to recover and learn.

Keywords: business creativity, entrepreneurship, IES.


Introducción

El arte y la cultura son medios para transmitir valores como la creatividad, la originalidad, el riesgo, las últimas tendencias, la armonía, el equilibrio, la tradición, la belleza y el servicio a la sociedad. En la época antigua, la creatividad era un privilegio exclusivo de los artistas, de los pintores, escultores: entre otros, el término se relacionaba con Dios, como sinónimo de creador, desde entonces los artistas eran considerados como creadores.

La creatividad empresarial es una competencia susceptible de adquirirse y mejorarse sistemáticamente, es por ello la necesidad imperiosa de fomentar una cultura de cambio, empezando por la institución educativa y la comunidad estudiantil. La presente investigación es un medio para reflexionar, analizar, discutir y motivar a los lectores y lectoras.

Actualmente la mano de obra gira alrededor del pensamiento creativo. Todos los trabajos que no requieran creatividad tienden a desaparecer, ya que diversos estudios consideran a la creatividad e innovación como competencias necesarias para emprender en las organizaciones.

En este apartado se analiza el emprendimiento en los y las estudiantes de una Institución de Educación Superior (IES), del género masculino y femenino, sus antecedentes, los factores que lo determinan, así como también sus características. Se analizan las diversas teorías emprendedoras que sustentan la necesidad de llevar a cabo una idea creativa, para lo cual se necesita de ciertas habilidades que el emprendedor o emprendedora debe realizar.


El emprendimiento en las organizaciones

Las organizaciones necesitan enfrentar los retos y desafíos actuales de la economía y de la globalización, la competencia, la tecnología, con los colaboradores y con la cultura organizacional. Es por ello de suma importancia contar con personal dispuesto a generar ideas creativas que permitan a las organizaciones enfrentar con bases sólidas dichos desafíos en el entorno.

Todo tipo de organización requiere de colaboradores y colaboradoras con espíritu emprendedor, conocimiento del entorno, el aprovechamiento de las oportunidades, de la asunción de riesgos, de la capacidad de la generación de ideas creativas que den paso a la innovación, es decir, que sean personas dispuestas a emprender acciones en beneficio de la organización. Pero también se debe de considerar a aquellos trabajadores y trabajadoras que deseen emprender por cuenta propia.

Con frecuencia se piensa que el emprendimiento se refiere solo a la creación y puesta en marcha de nuevas empresas, pero hay diferentes y diversas clases de actividad emprendedora que puede ser dentro o fuera de un contexto organizacional: personas que crean empresas y también quienes la transforman.

Desde ese punto de vista, se tienen dos tipos de colaboradores o colaboradoras en la organización1:

  • Intrapreneur: el empresario o empresaria dentro de la empresa, que asume la responsabilidad y el compromiso activo de producir cualquier tipo de innovación dentro de la compañía. Es la persona que genera las ideas creativas y los aplica para generar nuevos productos, servicios y procesos, que le permitan a la empresa crecer en todos los aspectos productivos, tener bienestar entre sus colaboradores y colaboradoras y generar riqueza.
  • Entrepreneur: es el empresario o empresaria que busca crear empresas, pero fuera de las organizaciones.

Para las organizaciones no deben existir diferencias entre las personas colaboradoras; en ese mismo sentido y orden, Drucker2 señala que los roles de entrepreneur y el intrapreneur son intercambiables. Una persona emprendedora pone en marcha su propia empresa, gestiona, crea e innova, y el intraemprendedor o intraemprendedora también (pero al interior de la empresa). De igual forma, Rodríguez3 señala que en cualquier puesto se puede ser empresario o empresaria.

En efecto, las IES tienen un compromiso de formar jóvenes profesionistas con características emprendedoras, capaces de adaptarse a las condiciones del entorno, sin importar si la condición es dentro o fuera de las organizaciones. Dether (2001, citado por Hurtado, Govea y Freire)4 señala que el alumno necesita complementar lo que recibe con su intuición, presentimiento o con otras herramientas para salvar las diferencias entre los conocimientos adquiridos y la realidad, y concluye que es necesario incluir en la formación de los profesionales, además de los conocimientos teóricos, aquellos que les permitan tener características emprendedoras.

En las mismas circunstancias, Summers, De Vega y De la Fuente5 sostienen que se necesitan más docentes en el mundo de las empresas que puedan formar a los futuros profesionistas, que sean más investigadores en las empresas, que puedan aplicar los estudios desarrollados en el ámbito educativo en áreas de investigación y el fomento de esas relaciones por parte de las administraciones públicas. (p. 33)

Los y las estudiantes con características emprendedoras son ideales para las organizaciones, porque fomentan el espíritu emprendedor entre los colaboradores y colaboradoras, enriquecen las actividades propias de su profesión y pueden ser las personas ideales que coadyuven a alcanzar las metas de las entidades corporativas.


Clasificación del emprendimiento

El emprendimiento consiste en la generación de ideas y a su implementación dentro de un contexto económico, social, cultural, ambiental y político; para aprovechar los recursos de que dispone la organización (humanos, físicos, financieros y tecnológicos).

Los principales tipos de emprendimiento según Prieto6 son:

  • Empresarial o de negocios con fines de lucro: su interés es crear valor económico, pero también de ser responsables con la sociedad.
  • Social: este tipo de empresas generan valor social a sus dueños o accionistas.
  • Cultural: son ideas de negocio orientadas a las artes y a la difusión de la cultura.

Restrepo, Tapasco y Vidarte (2016) citados por López, Moreno y Carrillo7, señalan que los tipos de emprendimiento son: el tradicional (es el que ingresa al mercado de producción de bienes para competir) y el dinámico (está basado en la innovación y tiene la habilidad de agregar valor extraordinario). A diferencia de los autores anteriores, los principales tipos de emprendimiento para Morris, Neumeyer y Kuratko (2015) citados por Monge, Leiva, Torres, Alfaro, Morales y Solano8 son: supervivencia, estilo de vida, crecimiento administrativo y alto o agresivo crecimiento. Esta clasificación se basa en el aspecto personal del emprendedor, lo que implica su dinamismo, sus actitudes, su campo laboral y el crecimiento acelerado en su formación integral.

Por todo lo anterior se puede afirmar que existen diferentes clasificaciones de emprendimiento, ya que emprender puede ser desde diversos ángulos de aplicación y no sólo limitarse en la creación de empresas. Se consideran válidas las diferentes clasificaciones de emprendimiento, porque brindan la oportunidad de generar ideas que permitan llevarse a la práctica en el ámbito personal, empresarial, laboral, social, entre otros. En consecuencia, la creatividad, requiere de personas emprendedoras, que sean capaces de plasmar sus visiones, generar empleo y riqueza en sus entornos.


Teorías del emprendimiento

Conocer los antecedentes del emprendimiento y las aportaciones de las diferentes doctrinas, nos permiten reflexionar y comprender su evolución en las organizaciones. El emprendimiento es una actividad que se refleja en el crecimiento, transformación y modernización de los diversos sectores económicos de una región o país, donde el ser humano es el principal protagonista. En la figura 1 de Andy Freire, se muestra un triángulo invertido, en el cual el punto de apoyo es el emprendedor, en el vértice derecho el capital y en el izquierdo el proyecto o idea. El emprendimiento exitoso, según este autor, se integra por tres elementos, es decir: la persona emprendedora posee el espíritu de colaboración, pero se necesita de un proyecto y de recursos económicos para llevarlo a cabo.

Figura 1. El triángulo del emprendedor9

En la Figura 2, el querer se refiere a la empresa y al aprovechamiento de sus recursos para emprender un proyecto o una idea, el poder se integra por los recursos que posee la organización (financieros, técnicos, tecnológicos y humanos) y el saber concierne a los conocimientos, a las gestiones pertinentes para la realización del proyecto9.

Figura 2. Querer, saber y poder9

En la Figura 3 los estudios realizados por Etzkowitz y Leydesdorff (1997) citados por Schnarch9, utilizan el triángulo para explicar la relación entre la universidad, el gobierno y la empresa. En donde se considera que la universidad es la principal generadora y fuente de conocimiento, para ello se considera de vital importancia la vinculación entre el gobierno y las empresas, cuyo objetivo es el crecimiento económico de un país9.

Figura 3. Estado, empresa y universidad (Schnarch, 2014)9

En efecto, cada una de las teorías con respecto al emprendimiento muestra una visión diferente, puesto que conciben a la empresa desde un punto de vista económico, como la creación de riqueza, producción, distribución y consumo. Con respecto a los enfoques, se aprecia a la empresa desde el punto de vista social, puesto que en las empresas existen diversos grupos de colaboradores; en la psicología, para analizar las características de los colaboradores y colaboradoras que trabajan en las organizaciones; y en la administración, toda empresa necesita ser eficiente en sus procesos productivos. Con respecto a las figuras 1 y 2 se observan coincidencias en su apreciación: que la base del emprendimiento es el emprendedor, es decir, las personas con iniciativas que se caracterizan por determinadas actitudes; y en la Figura 3 la base del emprendimiento es el gobierno, ya que, a través de programas relacionados con el emprendimiento, puede promover la creación de empresas, pero las IES tienen la responsabilidad de formar profesionales de acuerdo a las necesidades del entorno. Cada una de las teorías acerca del emprendimiento realiza importantes contribuciones para el aprovechamiento de las áreas de oportunidad dentro y fuera de una organización, del talento y capacidad de sus colaboradores y colaboradoras.

Para la presente investigación se propone el Modelo de competencias emprendedoras de Palacios Alzuru Luis Enrique, en el que se observan las conductas, prácticas y estrategias llevadas a cabo por las personas emprendedoras. A continuación se enlistan cada una de ellas10:

  • Espíritu emprendedor: se refiere a las características del “olfato del negocio”, tener una idea entre “ceja y ceja” y llevarla a la práctica contra “viento y marea”.
  • Necesidad de existir: se refiere a la idea de tener un negocio, aunque se tenga que sacrificar la ganancia.
  • Experiencia técnica previa: es importante que las personas tengan conocimientos previos acerca del negocio, del proceso, del producto, etc. así como también tenga una relación directa no menor a un período de cinco años.
  • Tolerancia al riesgo: es la capacidad para afrontar las situaciones imprevistas con base en un estudio previamente establecido.
  • Trabajo arduo: se refiere a la dedicación, al esfuerzo y a la responsabilidad sin recompensas inmediatas.
  • Capacidad de reponerse y aprender: es la tolerancia para aprender de los errores.
  • Sociedad tolerante: escoger a las personas adecuadas para trabajar en sociedad y en equipo.
  • Credibilidad: ofrecer productos de calidad ante los clientes y un precio justo, actuar con integridad.
  • Priorizar: tener la capacidad para establecer prioridades y cumplirlas.
  • Cultura familiar: el éxito empresarial se logra mediante un adecuado manejo de las relaciones familiares.
  • Profesionalismo del emprendedor: se refiere a las cualidades de la persona emprendedora, su capacidad y habilidad para la supervivencia y crecimiento de la empresa.

El modelo antes mencionado es el más aceptado y reconocido para el estudio de las competencias emprendedoras. La creatividad consiste en la generación de ideas para dar solución a un problema, pero el emprendedor o emprendedora visualiza lo que se ha creado en la mente, así como también es la fecundación y la consecuencia de haber generado ideas, de lo contrario, si las ideas no se ponen en práctica, quedaría en imaginación, intuición o un sueño.


Factores organizacionales en la creatividad

Antiguamente el término de creatividad estaba asociado con las artes, la pintura, escultura, arquitectura, entre otros, era un término considerado como espiritual y religioso, en el cual, solo las personas con un don especial para el dominio de las artes se consideraban creativos, es decir, creadores (Tatarkiewicz, págs. 279-300)11.

La creación se relacionaba directamente con Dios por su acto creador, por lo tanto, no todas las personas se consideraban creativas, porque era un talento especial y divino. La creatividad es tener ideas nuevas y útiles; son las aptitudes, fuerzas y talentos que se manifiestan, entre otros, con la intuición y la imaginación, la inspiración, la inventiva, la riqueza de las ideas, la originalidad o solución de problemas (Schnarch, pág. 3)12.

Para este estudio en específico, se aborda el término de creatividad empresarial, es una herramienta de la educación empresarial que coadyuva para desarrollar la creatividad, que es uno de los valores fundamentales del espíritu empresarial; asociada con la calidad y la competitividad de las personas. En este sentido, la innovación desde una perspectiva social, significa el desafío de formar ciudadanos productivos y competitivos para un mundo en permanente cambio (Tarapuez y Lima, pág. 17)13.

Las IES tienen, con la sociedad y las empresas, el compromiso de formar profesionistas que den respuestas a las exigencias de la organización, tal como lo afirma Muñoz14: el primer atributo que buscan los Chiefs Executive Officer (CEO) en sus nuevos empleados, según un estudio de International Business Machiness (IBM) con más de 1500 CEO de 33 industrias, es la creatividad: consideran que el mundo está revolucionando y es volátil, por lo tanto necesitan del talento y la capacidad para enfrentar los retos en el mundo.

Para el buen funcionamiento de una organización, se requiere del trabajo y colaboración de todos sus integrantes. Existen factores dentro de la misma que influyen en la generación de ideas creativas, los principales factores que influyen en la creatividad según Hesselbein y Johnston (2002) citados por Ahmed, Shepherd, Ramos y Ramos15 son: comportamiento del liderazgo, estructura organizacional, cultura y sistemas de medición.

De igual forma, Drucker (1985) citado por Schnarch16 establece que los factores organizacionales en la creatividad son: cultura, ambiente, personas, procesos y resultados. Ambos autores coinciden en los factores organizacionales que determinan la creatividad en las organizaciones, pero es importante reconocer que es vital el liderazgo de las personas que dirigen, porque permiten la apertura y flexibilidad para que los colaboradores y colaboradoras generen ideas. Un ambiente de confianza es ideal porque no todas las ideas pueden ser exitosas en su aplicación, también las ideas pueden fracasar y los colaboradores y colaboradoras deben sentirse respaldados de los resultados obtenidos durante el proceso.

Si bien las organizaciones cuentan con estructuras definidas, deben ser flexibles para que la comunicación fluya, de tal forma que quienes colaboran sientan interés para expresar sus ideas y sean escuchados por sus superiores. Dentro de la misma empresa, existen grupos formales e informales, así como también los equipos de trabajo, por lo tanto las estructuras deben ser flexibles para que al interior de las organizaciones se brinde la oportunidad de generar ideas creativas (de acuerdo con Ranart, 2003, citado por Fernández)17.

Necesariamente las organizaciones requieren de líderes creativos capaces de conducir a las personas, al departamento y a la organización en general. La empresa creativa es aquella que presenta originalidad, curiosidad e independencia y busca incansablemente nuevas formas de hacer las cosas. Se requiere por parte de los y las gerentes y los y las personas directivas, un liderazgo basado en valores y que sea transformacional, capaz de modificar conductas entre sus colaboradores y colaboradoras; las estructuras de las organizaciones deben ser flexibles, para que los equipos de trabajo sean más productivos y no sólo se aprecie la autoridad de quienes ejercen la dirección, de esta manera se fomenta una cultura hacia la innovación y, por último, los resultados no solo deben estar en los indicadores, sino el proceso implementado para lograrlo.


Objetivo general

Analizar las competencias emprendedoras del Modelo de Palacios en los estudiantes de Ingeniería en Gestión Empresarial (IGE) en una IES y su relación con la competencia de la Creatividad Empresarial.


Objetivos específicos

  • En un contexto social que esDiagnosticar las competencias emprendedoras del Modelo de Palacios en los estudiantes de IGE en una IES.
  • Analizar los resultados obtenidos y realizar propuestas de mejora orientadas al diseño curricular de la materia del Emprendedor y la Innovación en una IES.

Hipótesis

Derivado del presente estudio se plantea la siguiente hipótesis de investigación:

Hi: el espíritu emprendedor es la competencia emprendedora que más se relaciona con la creatividad empresarial


Método

La presente investigación se diseñó con la siguiente metodología: un enfoque cuantitativo de alcance descriptivo y de corte transversal, se elabora a partir de la revisión de la literatura y se fundamenta con un marco teórico y referencial. El trabajo de investigación se realiza en el Instituto Tecnológica de Coatzacoalcos (ITESCO), Campus Central. Para su realización se tomó como referencia el período que corresponde al semestre agosto 2019 - enero 2020; las mediciones de la variable creatividad empresarial se desarrollaron de forma eficiente con la colaboración de los alumnos y alumnas de la carrera de IGE con el objetivo de identificar y analizar las competencias emprendedoras de Palacios que perciben los estudiantes.


Plateamiento del problema

La carrera de IGE inicia en agosto del 2009 y a partir de esa fecha hasta el presente año no se tienen registros de indicadores de incubación de negocio, marca y patente. Existe una preocupación por las exposiciones de proyectos que cada fin de semestre se realizan en las materias de Mercadotecnia, El emprendedor y la innovación, Gestión de la producción y Plan de negocios, ya que sólo se exhiben proyectos relacionados con antojitos propios de la región: dulces caseros, mermeladas, manualidades, bebidas preparadas, frutas y verduras.

De acuerdo al objetivo general de la carrera y perfil de egreso del gestor empresarial que propone el Tecnológico Nacional de México (TECNM), la institución carece de las características en la formación académica de los y las estudiantes. De igual forma, los registros estadísticos son incompletos sobre el número de egresados que actualmente laboran y sus cargos en las organizaciones o bien si poseen un negocio por cuenta propia. Se ha perdido la visión de preparar al estudiantado para que desarrolle habilidades y competencias aplicables al interior de las organizaciones, que de igual forma pueden tener una mentalidad empresarial en la cual también se aplique la creatividad y se desenvuelva de manera independiente, que las y los estudiantes sean decididos, intuitivos, imaginativos, arriesgados y visionarios con un sentido de originalidad.

El plan de estudios del emprendedor y la innovación es un programa de estudios orientado a la creatividad, emprendimiento e innovación, pero en el desarrollo de su contenido no se cumple con las competencias necesarias dada la escasez de profundidad en cado uno de los temas señalados, por lo que es necesaria una renovación y reestructuración en su contenido que permita enriquecer las actividades de dicho programa.

Derivado de lo anterior, surge la siguiente interrogante a fin de identificar el contexto que se está generando con respecto a la creatividad empresarial en la carrera de Ingeniería en Gestión Empresarial (IGE) en el ITESCO: ¿Cuáles son las competencias requeridas que debe contener el programa de estudio que permita a los estudiantes de la carrera de IGE desarrollar sus habilidades creativas y emprendedoras?


Justificación

En el transcurso de los años, las organizaciones han encontrado la forma de adaptarse a los nuevos cambios, han enfrentado los nuevos desafíos y retos de la globalización, las nuevas economías emergentes, los nuevos sistemas de compra que hoy en día prefieren los clientes actuales y potenciales y por ende toda modificación que estén dispuestas a realizar las organizaciones para adaptarse.

El gestor o gestora empresarial debe tener la capacidad para dirigir el cambio debidamente en las organizaciones a través de la creatividad, para aprovechar las oportunidades que garantice su permanencia en el mercado. La creatividad consiste en conmover, inquietar, excitar, alterar y vibrar los sentidos para generar nuevas ideas. La creatividad requiere esfuerzo y horas de trabajo para encontrar las soluciones idóneas.

El mundo empresarial cambia constantemente a un ritmo acelerado: la competencia está presente en todos los ámbitos imaginables y solo las empresas y los profesionales más preparados podrán enfrentar estos cambios. Por lo tanto, las y los estudiantes universitarios tienen que aprender a tener visión empresarial para generar más ideas y ser más creativos y creativas. Según Ballbé18, la creatividad tiene un impacto del 64 % en el valor de la economía global; una empresa que invierte en creatividad tiene un 78 % más de posibilidades de incrementar la productividad de sus trabajadores; una compañía que se esfuerza en aumentar la creatividad de sus trabajadores y trabajadoras logrará que, en el 76% de los casos, el personal esté más contento y motivado. Ya no sólo se busca la creatividad en los departamentos de marketing: un 51 % de los directivos y directivas afirman que buscan respuestas creativas de los demás departamentos, aun así, el 75 % de las personas encuestadas se sienten más presionadas para ser productivas que creativas en su puesto de trabajo.

En otras palabras, las organizaciones necesitan del trabajo de las y los gestores empresariales para dirigir la complejidad del entorno, para encontrar nuevas oportunidades y soluciones creativas a los problemas presentes y futuros y no sólo de un departamento en particular. Hoy en día las y los gestores empresariales pueden fomentar, a través de la creatividad: productos ideados por diseñadores y diseñadoras, venta de valor al cliente, precio más bajo para satisfacer las demandas del mercado, nuevos productos únicos, competir en el mercado global, uso del marketing digital, ser competitivos en precio y calidad y actualizarse en la digitalización de los productos, entre otros.


Resultados

Palacios10 implementó una metodología que ha sido sistemáticamente observada en los emprendedores y emprendedoras de las organizaciones a partir de las conductas, prácticas y estrategias llevadas a cabo por los y las protagonistas.

Desde que el emprendedor o emprendedora genera una idea y considera que puede llevarla a cabo hasta convertirla en realidad, se enfrenta a una serie de obstáculos e impedimentos y por consecuencia experimenta el riesgo, el temor y la inseguridad en el terreno empresarial y organizacional, por lo tanto, se considera un reto que las y los estudiantes universitarios deben aprender en su formación académica. A continuación, se muestran los resultados obtenidos de la aplicación del instrumento.


Población y muestra

Se determinó una muestra de conveniencia de 359 estudiantes de la carrera de IGE del ITESCO, en los tres turnos correspondientes en el período agosto-diciembre 2019 y enero 2020, ya que los estudiantes del noveno semestre no participaron porque se encuentran en sus residencias profesionales y solo asisten a la institución a recibir asesoría.

Se tomó como referencia el instrumento de competencias emprendedoras de Palacios10, diseñado por Santos, Barroso y Ávila19, el cual está integrado por 11 dimensiones y 55 ítems en una escala de Likert. La encuesta permite medir y analizar dichas competencias en las y los jóvenes universitarios con la finalidad de generar ideas creativas para emprender un negocio o bien para generar ideas al interior de las organizaciones, es decir, que permita al estudiantado dar paso al emprendimiento en dos sentidos: entrepreneurship e intrapreneurship. Dicho instrumento tiene un alfa de Cronbach de 0.944, la cual demuestra que es confiable para un alcance descriptivo20.

La presente investigación es tipo descriptiva, ya que busca identificar las competencias relacionadas con el pensamiento creativo y el emprendimiento en las y los estudiantes de la carrera de IGE, es de corte transversal ya que el estudio se realizó en el semestre agosto 2019-enero 2020, en un corte único en el tiempo con un enfoque cuantitativo, dadas las escalas utilizadas en el instrumento de medición que son de tipo métrico. Una vez definido el diseño de investigación y el instrumento de medición se procedió a la codificación y captura de la información en el Statistical Package for the Social Science, SPSS, cuyos resultados se presentan a continuación.

Tabla 1. Género y edad de estudiantado de IGE que participó en la investigación. Elaboración propia

Los resultados muestran que el 63 % de los encuestados está integrado por el género femenino y el 37% restante por el género masculino. En cuanto a la edad, el 92.5 % de la comunidad estudiantil tiene entre 18 y 22 años de edad, el 49 % de las y los encuestados que más participaron en la encuesta fueron los estudiantes del turno matutino y corresponde a los estudiantes que cursan el tercer semestre (con una participación del 30 %).

De acuerdo con la estructura del instrumento se analizan los datos laborales de las y los estudiantes de la carrera de IGE, ya que es pertinente identificar aquellos alumnos y alumnas que estudian y trabajan. En la Tabla 2 se pueden observar los resultados obtenidos.

Tabla 2. Datos laborales de los estudiantes de IGE en el ITESCO. Elaboración propia

En términos laborales, el 76.3 % de los estudiantes de IGE en el ITESCO no trabaja actualmente, el 51 % no tiene experiencia laboral y el 71.9% su familia no posee un negocio.

A continuación, se analizan los resultados correspondientes a la estadística descriptiva de las dimensiones que conforman el instrumento de competencias emprendedoras de Palacios, que corresponde a la segunda parte de la estructura del instrumento. En la tabla 3 se puede distinguir la media de cada dimensión y la media general.

Tabla 3. Media de las dimensiones del Modelo de competencias emprendedoras de Palacios. Elaboración propia

De acuerdo con la tabla anterior, las dimensiones que se encuentran en promedio por encima de la media general es la D10 Cultura familiar, D8 Credibilidad, D2 Necesidad de existir, D6 Capacidad de reponerse y aprender, D9 Priorizar, D11 Profesionalismo del emprendedor y la D5 Trabajo arduo. Por el contrario, las dimensiones que en promedio se encuentran por debajo de la media son D4 Tolerancia al riesgo, D1 Espíritu emprendedor, D7 Sociedad tolerante y D3 Experiencia técnica previa. De acuerdo al análisis correspondiente, se pueden apreciar en la Figura 4 los resultados de la media en cada una de las dimensiones que conforma el instrumento.

Figura 4. Resultado de las dimensiones de estudio. Elaboración propia

En la Figura 4 se puede observar el comportamiento de las dimensiones que perciben las y los estudiantes de la carrera de IGE en el ITESCO, así como también la media general de las dimensiones del instrumento de competencias emprendedoras de Palacios.

A continuación, en la Tabla 4, se muestran los resultados obtenidos de la tercera sección del instrumento.

Tabla 4. Percepción de competencia para laborar y abrir un negocio en las y los estudiantes de IGE en el ITESCO. Elaboración propia

El 85.2 % de las y los estudiantes de la carrera de IGE percibe sentirse competente para trabajar en una organización y también el 61.6 % percibe sentirse competente para abrir un negocio. De acuerdo a la revisión de la teoría en el marco teórico, la creatividad empresarial implica la generación de ideas en dos sentidos: entrepreneurship e intrapreneurship.

De acuerdo al tipo de empresa, los estudiantes de la carrera de IGE perciben sentirse competentes para laborar en las siguientes empresas, según los datos reflejados en la Tabla 5.

Tabla 5. Percepción de competencia en el estudiantado de IGE en el ITESCO para laborar y abrir un negocio. Elaboración propia

De acuerdo con los datos de la tabla anterior, el estudiantado de la carrera de IGE percibe sentirse competente para trabajar en las empresas productoras de servicios con un 49.0 % y de bienes con un 33. 4%, y en las empresas que menos perciben laborar con un 1.4 % son las escuelas y las instituciones de investigación.

A continuación, se presenta el análisis de la estadística inferencial de las variables que se relacionan con la creatividad empresarial. En la estadística inferencial se presenta la correlación de Spearman de las 11 dimensiones, para identificar cuál de ellas se asocia más con la creatividad empresarial e identificar la dimensión que pueda aportar valor en el presente estudio.

Figura 5 .Correlación de variable. Elaboración propia

De acuerdo con los resultados obtenidos en la gráfica anterior, la dimensión que más relaciona con la creatividad empresarial es la D6 Capacidad para reponerse y aprender, por lo tanto, la hipótesis planteada se rechaza. El análisis estadístico permite conocer las características de los estudiantes de la carrera de IGE en el ITESCO, en datos primordiales como la información sociodemográfica, edad, género, semestre, turno, entre otros, así como la percepción de las 11 dimensiones que conforman el instrumento de competencias emprendedoras de Palacios, en la que se identificaron las competencias que perciben los estudiantes, permiten determinar los elementos necesarios para enriquecer los programas de estudio de la carrera de IGE.

La dimensión que se percibe en la carrera de IGE, por un lado, es la D10 Cultura familiar. Según Gardner21, la creatividad necesita de los lazos familiares, así como de las relaciones interpersonales, sociales, culturales y del entorno social, para configurar la mente creativa de los individuos, la cual representa un 28.1 % de las y los estudiantes que poseen un negocio. Y, por otro, la dimensión que más se relaciona con la creatividad empresarial es la D6 Capacidad de reponerse y aprender: la creatividad es una competencia a prueba de ensayo y error hasta que llegue el momento idóneo para cosechar la mejor idea para su puesta en práctica, en este caso el emprendimiento hasta llegar a la innovación.


Discusión

La institución debe proporcionar las herramientas necesarias para que las y los estudiantes decidan hacia dónde orientar sus ideas creativas, renovar y actualizar sus planes y programas de estudio que permita enriquecer los conocimientos del estudiantado. Una limitante durante el desarrollo de la investigación es que no se contó con la participación de los estudiantes del noveno semestre.

Los resultados obtenidos demuestran que las y los estudiantes perciben que se sienten competentes, tanto para trabajar en una organización como para abrir un negocio, y en ese sentido la institución debe fortalecer su infraestructura, capacitar al personal docente, actualizar sus recursos bibliográficos y mejorar las prácticas docentes, a fin de cumplir con las expectativas de los estudiantes.

Actualmente el mundo empresarial gira alrededor de una economía de la innovación que requiere del uso eficiente de las habilidades y talentos de los colaboradores y colaboradoras por lo tanto las IES deben mejorar la calidad de la vida académica del estudiantado e impulsar el progreso económico en la comunidad estudiantil. Derivado del análisis del Modelo de Competencias Emprendedoras de Palacios, se puede observar que, en primera instancia, lo que el alumnado necesita para emprender es desarrollar su espíritu emprendedor, es decir, aprender a confiar en sus talentos, habilidades, en sus corazonadas y en saber detectar áreas de oportunidad para generar ideas creativas. Por lo tanto, como institución educativa se deben plantear estrategias, para enriquecer las dimensiones que las y los estudiantes no perciben en relación al emprendimiento.

Hoy en día las y los estudiantes deben contar con los elementos necesarios para enfrentar los retos del mundo actual, ante un contexto globalizado y en constante cambio, lo que significa que deben saber elegir hacia dónde orientan sus ideas creativas, ya sea hacia la creación de una empresa o bien hacia el interior de una organización, para actuar como un agente de cambio que fomente la creatividad y la innovación.

La dualidad en el emprendimiento es necesaria para la sabia decisión de las y los estudiantes, así como también ellos y ellas deben saber identificar las razones importantes y necesarias para emprender, porque el emprendimiento fomenta la independencia personal y profesional, ayuda a mejorar el nivel de vida, contribuye a la generación de empleo y riqueza, y es un condicionante para que exista crecimiento y desarrollo económico en la región y por ende en el país. De acuerdo con Cedeño y Sánchez22, la cultura emprendedora necesita de la competencia de la creatividad para dar soluciones reales a los problemas existentes en las organizaciones, pero también a las circunstancias que se presenten a lo largo de la vida. Para Millán, Serrano y Bravo23, las instituciones deben cumplir con los siguientes elementos para convertirse en instituciones innovadoras: gestión del sistema, cobertura, instituciones, investigación e innovación, pedagogía docente y entorno. La IES tienen el firme compromiso con la comunidad estudiantil, con la sociedad y con el sector productivo, de formar jóvenes dispuestos y dispuestas a asumir el riesgo de emprender sus ideas creativas.


Conclusiones

A lo largo de la presente investigación se estudió el término de creatividad empresarial y su relevancia en la formación de las y los estudiantes en las IES, así como sus beneficios en las organizaciones, se identificaron las competencias emprendedoras de Palacios que perciben los alumnos y se identificó la competencia que más se relaciona con la creatividad empresarial. A continuación, se concluye lo siguiente:

Con relación a la pregunta de investigación planteada en el marco metodológico, las competencias que deben analizarse y tomar en cuenta para enriquecer los programas de estudio de la carrera de IGE son las siguientes: D6 Capacidad de reponerse y aprender, D4 Tolerancia al riesgo, D9 Priorizar, D11 Cualidades del emprendedor, D8 Credibilidad, D1 Espíritu emprendedor, D5 Trabajo arduo, D7 Capacidad para trabajar con otros, D2 Deseo de tener un negocio, D10 Familia y negocio y D3 Experiencia técnica previa. Esto significa que las y los estudiantes deben aprender primero los temas relacionados con el fracaso y el riesgo, y no precisamente con temas habituales que impliquen de manera directa la formación de una empresa, como por ejemplo: creación de un producto y/o servicios y plan de negocios. Las y los estudiantes necesitan comprender esos términos y asimilar que forman parte del proceso para la generación de ideas creativas.

Se realizó un diagnóstico con el estudiantado de IGE en el ITESCO, donde la variable que más se relaciona con la creatividad empresarial es la D6 Capacidad de reponerse y aprender, lo que significa que las y los estudiantes, antes de empezar a diseñar un producto o un servicio y crear su propia empresa, como se enseña tradicionalmente, deben aprender que el fracaso es parte del proceso en la generación de ideas creativas y que deben tener la confianza y fortaleza para continuar con su proyecto. Por lo tanto, la dirección de la institución debe capacitar a sus docentes, trabajar a través de las academias para realizar propuestas de mejoras en los programas de estudio de la carrera de IGE, actualizar la bibliografía correspondiente y tomar en cuenta en las y los estudiantes su inclinación hacia los proyectos relacionados al emprendimiento: entrepreneurship e intrapreneurship, ya que los estudiantes se consideran competentes tanto para abrir un negocio como para trabajar en las organizaciones.


Referencias

1. SCHNARCH, Alejandro. Creatividad aplicada. Cómo estimular y desarrollar la creatividad a nivel personal, grupal y empresarial. Segunda edición. Colombia: ECOE. 2012. ISBN: 978-958-648-569
2. DRUCKER, P. La innovación y el empresario innovador: la práctica y los principios. Colombia: Norma, 1986. ISBN: 950-07-0341-6
3. RODRÍGUEZ, Mauro. Manual de creatividad. México: Trillas. 1995. ISBN: 9682431069
4. HURTADO, Gabriela, GOVEA, Karina y FREIRE, César. Evaluación del intraemprendimiento en la modalidad dual de la Universidad Católica de Santiago de Guayaquil. [En línea]. Revista Ciencia Unemi, 10 (23), 2017. [Fecha de consulta: 27 de noviembre de 2020]. Disponible en: https://www.redalyc.org/jatsRepo/5826/582661260002/html/index.html ISNN:2528-7737
5. SUMMERS, Fernando; DE VEGA, Alberto; DE LA FUENTE, Eduardo; SEDANO, David Bartolomé; GIL, Rafael; BORJ, Leo; et al. INprendedores, experiencias y reflexiones sobre el arte del intraemprendimiento dentro de las organizaciones. [En línea]. España: Fundaciòn EOI, 2013. [Fecha de consulta: 27 de noviembre de 2020]. Disponible en: https://www.eoi.es/es/savia/publicaciones/19229/inprendedores-experiencias-y-reflexiones-sobre-el-arte-del-intraemprendizaje-dentro-de-las-organizaciones
6. PRIETO, Carlos. Emprendimiento. Conceptos y plan de negocios. México: Pearson Educación. 2014 ISBN: 978-607-32-2507-6
7. LÓPEZ TORRES, Virginia Guadalupe; MORENO MORENO, Luis Ramón y CARRILLO, Sósima. Enseñanza del emprendimiento en la Educación Superior (diseño de una escala, análisis factorial y confiabilidad). [En línea]. NovaRua Revista Universitaria de Administración. Vol. 8, núm. 14: 73-89. 2017. [Fecha de consulta: 27 de noviembre de 2020]. Disponible en: http://erevistas.uacj.mx/ojs/index.php/NovaRua/article/view/2149
8. MONGE GONZÁLEZ, Ricardo; LEIVA, Juan Carlos; TORRES CARBALLO, Federico; ALFARO UREÑA, Alonso; MORALES SANDOVAL, Cristina y SOLANO GÓMEZ, Ángela. Empresas Gacela en Costa Rica: un estudio exploratorio de identificación y caracterización. [En línea]. Tec Empresarial, 11(3): 17-25. [Fecha de consulta: 27 de noviembre de 2020]. Disponible en: https://www.scielo.sa.cr/pdf/tec/v11n3/1659-3359-tec-11-03-00017.pdf
9. SCHNARCH, Alejandro. Emprendimiento exitoso. Cómo mejorar su proceso y gestión. Colombia: ECOE, 2014. ISBN: 978-958-771-155-4
10. PALACIOS ALZURU, Luis Enrique (Coord.). Sabiduría popular en la empresa venezolana. Caracas: Universidad Católica Andrés Bello, 1999. :
11. TATARKIEWICZ, Wladislaw. Historia de las seis ideas. Arte, belleza, creatividad, mímesis y experiencia estética. España: Tecnos, 2015. ISBN: 978-84-309-6505-2
12. SCHNARCH, Alejandro. Creatividad aplicada. Cómo estimular y desarrollar la creatividad a nivel personal, grupal y empresarial. Colombia: ECOE, 2012.ISBN: 978-958-648-569-2
13. TARAPUEZ, Edwin y LIMA, Carolina. Creatividad empresarial. Colombia: ECOE, 2013. ISBN: 9789586485579
14. MUÑOZ, Ramón. 6 Canastas para innovar. El método revolucionario que pondrá a la innovación al alcance de todos. México: Grijalbo, 2017. ISBN: 978-607-31-5216-7
15. AHMED, Pervaiz K.; SHEPHERD, Charles D.; RAMOS GARZA, Leticia y RAMOS GARZA, Claudia. Administración de la innovación. México: Pearson, 2012. ISBN: 978-607-32-0855-0
16. SCHNARCH, Alejandro. Creatividad e innovación. Colombia: Alfaomega. 2017. ISBN: 978-958-778-269-1
17. FERNÁNDEZ, Andrés. Creatividad e innovación en empresas y organizaciones. España: Díaz de Santos. 2005. ISBN: 84-7978-724-4
18. BALLBÉ, Bibiana. Las 21 claves de la creatividad. España: Planeta. 2018. ISBN: 978-84-16890-65-1
19. SANTOS, Raúl Alberto; BARROSO, Francisco Gerardo y ÁVILA, Jorge Iván. Medición y análisis de competencias emprendedoras en jóvenes de educación superior en el estado de Campeche. Memorias del 8 Congreso Internacional de Metodología de la Ciencia y la Investigación para la educación. 2013
20. HERNÁNDEZ, Roberto; FERNÁNDEZ, Carlos y BAPTISTA, Pilar. Metodología de la Investigación. México: McGraw-Hill. 2006. ISBN: 970-10-5753-8
21. GARDNER, Howard. Mentes creativas. Una anatomía de la creatividad. España: Paidós. 2011.ISBN: 9788449324192
22. CEDEÑO, Gladys y SÁNCHEZ, Fabián Ernesto. Competencias genéricas en los estudiantes universitarios y su vínculo con la sociedad. [En línea]. Revista Electrónica Formación y Calidad Educativa. Vol. 6 (1). 2018, Disponible en http://refcale.uleam.edu.ec/index.php/refcale/article/view/2546 ISSN: 1390-9010.
23. MILLÁN, María Paula; SERRANO, Lizeth y BRAVO, Edna. Retos, tendencias y prácticas pedagógicas que aportan a la innovación en el aprendizaje en la educación superior en ingeniería. 15th LACCEI International Multi-Conference for Engineering, Education, and Technology: “Global Partnerships for Development and Engineering Education”, 19-21 July 2017, Boca Raton Fl, United States.


Fecha de recepción Fecha de aceptación Fecha de publicación
29/11/2020 04/05/2021 31/05/2021
Año 8, Número 3. Mayo - Agosto, 2021.


Buscador interno de artículos: